Mis tartas de diseño
     
         
       
https://sites.google.com/site/chachitarta/chachi-tarta/tartalamesitademamasingluten?attredirects=0  https://sites.google.com/site/chachitarta/chachi-tarta/tartawasapdeaniversariosingluten?attredirects=0 Tarta jardín de cumpleaños Tarta taza gigante 


Follow Me on Pinterest

Crema de yogur con chocolate blanco y calamondín (sin gluten)

publicado a la‎(s)‎ 23/10/2014 13:06 por Chachi Tarta   [ actualizado el 23/10/2014 13:06 ]


"Parece que el otoño de momento es una extensión del verano, el clima últimamente ha estado muy agradable y de frío nada!, es genial, así que yo aprovecho a preparar postres fresquitos como el que hoy os comparto, es muy pero que muy rápido de preparar y con pocos ingredientes pero sobretodo libre de gluten!"


Cuando mis padres vinieron de vacaciones hace poco más de 3 meses, mi suegra que sabe que a mi madre le encantan las plantas, tuvo el detalle de regalarle una planta de calamondín.  Mi madre encantada, pensaba que era una especie de bonsay de naranjo, pues era tan pequeño (no medía ni 30 centímetros) y estaba muy lleno de frutos.  


El calamondín es una especie de naranjo en miniatura, sus frutos se pueden comer con todo y piel, de hecho su piel es bastante agradable pues tiene sabor dulce, a diferencia de su pulpa que es increíblemente ácida, son muy apropiados para hacer mermeladas como la que he preparado hoy como la base de mi postre, pero si no puedes conseguir calamondines puedes sustituirlo por cualquier cítrico de tu preferencia.

Receta de crema de yogur con chocolate blanco y calamondín (sin gluten)

Ingredientes (2 raciones):
  • 100 ml de nata líquida para postres (las marcas HACENDADO y KAIKU son sin gluten)
  • 1 yogur natural azucarado (DANONE es libre de gluten)
  • 75 gr de chocolate blanco (la marca HACENDADO viene etiquetada como sin gluten)
Para la mermelada:
  • 5-6 calamondines frescos
  • 100 gr de azúcar
  • 50 ml de agua
Preparación:

Empieza por preparar la mermelada, para ello lava y corta con todo y piel los calamondines en trocitos muy finos, ten cuidado de retirar las pepitas.

Una vez cortados, ponlos en una sartén con el agua y el azúcar a cocinar a fuego medio durante unos 20 minutos, hasta que espese y tome consistencia, retira y deja templar a temperatura ambiente.  Por otra parte, pon a calentar la nata en una olla a fuego lento, las marcas HACENDADy KAIKU son libres de gluten.  Añade el chocolate blanco troceado y remueve cada poco hasta que se disuelva completamente.
Una vez disuelto el chocolate, vierte un yogur natural a la mezcla y remueve hasta integrar, notarás que ha quedado bastante líquido pero luego cuando se enfría vuelve a endurecer un poco.
Te recomiendo que para presentar este postre y hacerlo más vistoso uses vasitos de cristal, en ellos pon un poco de mermelada en el fondo y distribuye de manera que quede uniforme.
Posteriormente, vuelca la crema de yogur por encima y deja reposar en la nevera durante al menos unos 30 minutos antes de comer, entre más frío lo tomes mejor sabrá y lo notarás más refrescante.  Puedes decorarlo con unos trocitos de piel por encima para que quede más bonito :-)
Y ya está... que buen saborcito me ha dejado en la boca humm!!


Budín de pan con naranja (sin gluten)

publicado a la‎(s)‎ 18/10/2014 12:49 por Chachi Tarta   [ actualizado el 23/10/2014 13:03 ]


"Hacía muuuuucho tiempo que no preparaba un budín de pan, hoy tuve que tirar muchos trozos de pan pasado que debían llevar demasiado tiempo en el armario de la cocina, sin embargo algunos de ellos eran más recientes así que los he aprovechado y de mi horno hoy ha salido este delicioso budín de pan sin gluten con un toque muy distinto... si!! con naranja!!!"


Con lo caro que es el pan para celiacos y yo tirándolo!!, el budín de pan es una buena manera de aprovechar todos los sobrantes de pan que no nos comemos, es bastante económico y está muy bueno.  Antes recuerdo que el pan para celiacos tenía menos conservantes porque enseguida se ponía verde y se estropeaba, quizá depende de la marca, no lo se.  Desde hace un tiempo vengo comprando el pan de la marca HACENDADO, es bastante bueno, en mi opinión el más parecido al pan normal que he probado.  

Hoy ordenando la cocina me lleve una sorpresa, me encontré en un armario un montón de rebanadas viejas de pan de sandwich, con las prisas que llevo últimamente las más recientes las he estado metiendo por otro cajón así que ni me acordaba de su existencia.  Antes de tirarlas todas, comprobé que las etiquetas de los envoltorios no superaran los 2 meses y así reuní la cantidad suficiente para preparar este suculento budín, así que ya puedes añadir mi receta a tus favoritos porque está de muerte!!

Receta de budín de pan con naranja (sin gluten)

Ingredientes:
  • 300 gr de pan pasado sin gluten (yo usé de la marca HACENDADO)
  • 250 gr de azúcar
  • 150 ml de agua
  • 2 huevos
  • 1 naranja mediana
  • 1 ramita de canela
Preparación:

Esta versión del budín de pan difiere de la versión clásica del budín con plátano, como a mi me gusta mucho innovar en la cocina hoy decidí hacerlo con naranja, si te apetece hacerlo de esta forma el primer paso es caramelizar la naranja.

En una sartén pon el agua y la mitad del azúcar, cocina a fuego medio.  Mientras va calentando lava una naranja y con un cuchillo bien afilado retira los extremos de la misma, corta rebanadas muy finas e incorpóralas al agua con azúcar.  


Deja hervir hasta que la piel de la naranja se ponga suave y se caramelicen, cuando eso retira y coloca las rebanadas de naranja en el fondo del molde donde vas a preparar el budín.  No te recomiendo usar un molde de silicona porque por experiencia, parece que estos no fijan bien y la fruta se desprende y luego se pierde, casi mejor es usar uno de aluminio.

Retiradas las rebanadas de naranja, deja que el líquido se continúe volviendo más denso, con ello formaremos el caramelo que tendrá un intenso sabor y olor a naranja.  Notarás que poco a poco hace muchas burbujas y que de pronto cambia de color de blanco a moreno, retira inmediatamente, remueve con una cuchara y vierte rápidamente por encima de las naranjas caramelizadas que pusiste previamente en el molde a modo de cubrir toda la superficie, pero hazlo rápido porque se endura enseguida.


Después prepara la mezcla del budín, para ello desmiga el pan en trocitos pequeños, calienta la leche junto con los restos de la naranja (con todo y piel) y una ramita de canela, lleva a ebullición, cuela y vierte la leche por encima del pan. 

Deja que el pan absorba la leche y se temple.  Corta en trocitos muy finos la piel de naranja cocida que quedó de hervir la leche y añádelos al pan, esto ha sido invento mío para que tenga todavía más sabor cítrico.

En otro cuenco, mezcla los huevos con el resto del azúcar utilizando unas varillas de cocina, cuando el azúcar se disuelva con los huevos y el pan ya no esté tan caliente, vierte en el cuenco y mezcla ya sea con cuchara, con licuadora o batidora eléctrica.  En mi opinión queda mejor al licuarlo pues así la mezcla es más homogénea.



Vuelca en el molde donde previamente pusiste el caramelo y con una cuchara alisa bien la superficie para repartir bien.  Hornea a 180 grados durante 40 a 45 minutos (horno precalentado).


Notarás que se ha levantado mucho y que hace burbujas por los laterales, eso es que el caramelo ha vuelto a derretirse, con un cuchillo pincha por en medio del budín y comprueba que salga seco, si es así retira del horno, espera unos 2 minutos y desmolda antes que el caramelo se vuelva a solidificar.

Mi recomendación es que te lo tomes bien frío, si lo puedes meter en la nevera y mantenerlo ahí durante algunas horas es todavía mucho que mejor, pues entre más frío mas bueno está.


Yo no he podido resistirme, lo he horneado hoy y ya le he quitado un trocín para probarlo no me ha dado tiempo ni a enfriar, está buenísimo!... que bien desayunaremos mañana!!!

Buen finde! ;-)


Pan con harina de castañas (sin gluten)

publicado a la‎(s)‎ 15/10/2014 23:07 por Chachi Tarta   [ actualizado el 17/10/2014 11:59 ]


"Hoy es el día mundial del pan y he querido celebrarlo como dios manda!, experimentando una receta que lleva por ingrediente principal uno de los frutos secos (no tan secos) protagonista de la temporada de otoño en la que estamos... si señor, las castañas!!!"


Una de las cosas que me encanta otoño tras otoño, año tras año, es la cantidad de frutos secos que se pueden encontrar ya se en las fruterías, tiendas o supermercados, pero como ya se me está haciendo costumbre, esta vez las hemos ido a recoger al campo.  

El otro día cuando mi mamita todavía estaba de vacaciones por Asturias, hicimos una ruta guapa de estas que hay por aquí, y mi sorpresa fue grande ya que a penas era la primera semana de Octubre y ya se veían castañas tiradas en el suelo.  No estarán buenas, me decía mi madre, pero recogí un par de ellas y si que tenían buena pinta, parece que este año se han adelantado un poco... pues allá voy corriendo a traer una bolsa y a empezar a llenarla., es que vaya color y vaya brillo, parece que me decían "llévame!, llévame!".  


Os comparto esta foto que me encanta (está como de concurso), son las manos de mi madre que se lo pasó como una enana el día que fuimos a recoger las castañas.

En fin, este ha sido mi primer experimento "decente" de pan con masa base (masa madre), y digo experimento porque no seguí ninguna receta en particular, ha sido pura improvisación y a ver que sale!... y como resultó bastante bien aquí te dejo mi receta para que te animes tu en casa a prepararlo, hacer un buen pan es realmente fácil.

Receta de pan con harina de castañas (sin gluten)

Ingredientes para la masa base:
  • 150 gr de harina panificable sin gluten (yo usé de la marca Proceli)
  • 100 ml de agua templada
  • 5 gramos de levadura fresca (marca LEVITAL - sin gluten)
Ingredientes para el pan de castañas:
  • 200 gr de harina panificable sin gluten (yo usé de la marca Proceli)
  • 200 gr de castañas cocidas y peladas
  • 150 ml de agua templada
  • 10 gr de levadura fresca (marca LEVITAL - sin gluten)
  • 15 ml de aceite vegetal
  • 1 huevo
  • pizca de sal
  • la masa base
Paso 1 - Preparación de la masa base:

Empieza por prepara la masa base (masa madre), para ello un día antes deberás desmigar la levadura fresca sobre la harina (yo use marca PROCELI - sin gluten), y añadir el agua templada.  Mezcla ya sea a mano o con batidora eléctrica hasta que te quede una masa pegajosa, tapa con papel film y deja reposar en un sitio cálido y cerrado (yo la puse dentro del horno apagado) durante al menos unas 8 horas, yo me olvidé de ella e igual pasaron cerca de 24, no pasa nada.


Notarás que transcurrido el tiempo la masa madre ha esponjado el doble o triple de su tamaño, normalmente hacer masa base (masa madre) bien hecha lleva su tiempo y su proceso, probablemente más de un día, es por ello que más que masa madre le llamaré "masa base".  ¿Que porque lo hice así?, porque haciéndolo de esta forma se logran panes más esponjosos y miga más homogénea, si te fijas bien no queda ni un solo hueco dentro.

Paso 2 - Preparación del pan de castañas:

Probablemente la harina de castañas ya sea comercializada en tiendas específicas, no obstante yo he preferido hacer mi propia harina en casa, es muy sencillo y seguramente resulta mucho más barato, para ello solo tienes que cocer las castañas previamente seleccionadas en abundante agua durante unos 20 minutos a fuego medio, si ves que alguna castaña flota retirarla porque probablemente tenga bichín por dentro.

Una vez cocidas las castañas retira el agua y con ayuda de un cuchillo abre a cada castaña una rajadura por un lado sobre la corteza; colócalas en la bandeja del horno y hornea durante unos 55 minutos, ¿Porque no valen cocidas?, porque tienen demasiada humedad.   Normalmente las castañas se suelen asar a las brasas o en sartén, eso como tu veas, también puedes comprarlas ya asadas en los kioskos que hay por la calle.  
Hechas las castañas, deja que se enfríen y pélalas, después tritúralas utilizando una licuadora, la harina de castaña en realidad no tiene que ser tan fina como la harina que utilizamos para el pan, más bien tiene que ser un poco gorda para que el pan quede un tanto rústico.  
En un cuenco, coloca la mezcla de las harinas, desmiga la levadura, añade el huevo, el aceite y la sal, mezcla vigorosamente hasta que todo esté integrado añadiendo poco a poco el agua templada.  Cuando ya esté todo integrado, añade a trocitos la masa base a la vez que continúas amasando hasta que obtengas una masa consistente y elástica.


Coloca la masa en un cuenco previamente engrasado y tapa con papel film transparente, deja reposar una media hora en un sitio cálido y cerrado (otra vez la he metido dentro del horno apagado).  Verás como al cabo de la media hora la masa ha rellenado totalmente el cuenco.

En la bandeja del horno con papel vegetal o alfombrilla de silicona, vuelca el cuenco con la masa y despega de la superficie cuidadosamente para que te quede redondito.  Úntate las manos con aceite y alisa la superficie, con ello también le aportarás un poco de color con el horneado.


Hornea a 200 grados durante 50 minutos (horno precalentado), notarás que crecerá otro poquito más pero no tanto.  Para comprobar que ya está hecho por dentro, con una cuchara da unos golpecitos por encima, si suena hueco es que ya está, retíralo y deja enfriar bien antes de cortar.


Esperar ha sido la parte más difícil, estaba yo muy ansiosa por ver como quedó por dentro y por probarlo, debo decirte que es un poco dulzón, a mi particularmente me ha encantado, el dulzor también depende del tipo de castañas que utilices, la castaña Asturiana suele ser bastante más dulce que en otras regiones de España, en fin, lo que más me ha encantado de mi pan es la corteza crujiente que le ha quedado para mi gusto está fenomenal!!, muy recomendable.

Bueno, con este "señor pan", no me queda más que desearos un FELIZ DÍA MUNDIAL DEL PAN!!.... para mi sin gluten por favor!


Fabes con almejas (sin gluten)

publicado a la‎(s)‎ 13/10/2014 4:07 por Chachi Tarta   [ actualizado el 13/10/2014 4:22 ]


"Llega el otoño y empiezan a descender las temperaturas, ahora es cuando más apetecen los platos de cuchara, hoy os comparto uno de mis favoritos: fabes (alubias) con almejas, son realmente fáciles de preparar, muy deliciosas y sobretodo libres de gluten."


Nos olvidamos de las tartas por una temporada, ya iba siendo hora de un plato saladito y que mejor que estas apetecibles fabes con almejas.  La receta yo la he sacado del libro de "La cocinera", de hecho suelo prepararla usándola, pero también puedes hacerla manualmente y no requiere tanto trabajo, así que si quieres comer calientito ya lo sabes que esta es muy buena opción.

En casa solemos prepararla con fabes verdinas (alubias verdes), pero también pueden utilizarse alubias blancas, debo decir que las primeras son menos contundentes por lo que yo las prefiero.
Receta de alubias con almejas

Ingredientes (4 raciones)
  • 400 gr de alubias (verdes o blancas)
  • 300 gr da almejas frescas
  • 1,100 ml de agua
  • 50 gr de tomate frito (marca Solis, sin gluten)
  • 25 ml de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pastilla de caldo de pescado (la marca HACENDADO la tiene sin gluten)
  • 1 cucharada de puré de patata en copos (la marca Beaumarais pone etiqueta sin gluten)
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cebolla picada
  • perejil finamente picado (al gusto)
Preparación:

Debes anticiparte a dejar en remojo las alubias durante al menos unas 12 horas previas a la preparación de la receta.  No hace falta nada más que echar todo a la olla a excepción de las almejas y los copos de patata y cocer a fuego medio hasta que las alubias se vuelvan suavecitas, comprobando cada poco que no se quede sin caldo.  Si tienes la cocinera deberás seleccionar programa 16, 3 horas 30 minutos. 

Cuando las alubias ya estén blandas añadir los copos de patata y remover, añadir las almejas limpias y cocer durante 15 minutos más.

Feliz puente y ¡Que aproveche!


Galletas de queso para despedir a mis padres (sin gluten)

publicado a la‎(s)‎ 10/10/2014 11:58 por Chachi Tarta   [ actualizado el 13/10/2014 3:26 ]


"Las últimas dos semanas han sido un poco intensas, después de 3 meses de vacaciones en Asturias mis padres mañana viajan de regreso a su casa, que tristeza me da, aún no se han ido y ya les echo de menos :-( así que para hacer menos triste la despedida les he preparado estas deliciosas galletas de queso para desearles un buen viaje!"


Hoy estoy muy triste porque ya me había acostumbrado a tener de nuevo a mis padres conmigo en casa, pero bueno, todo lo que empieza en algún momento tiene que terminar, es hora de marchar a casa pensando en que lo vivido nadie nos lo quita, yo me quedo con los buenos momentos que pasamos estos 3 meses juntos,... que le vamos a hacer.

El alma de panadera-repostera siempre está presente en mí hasta en los peores momentos, así que anoche he preparado estas galletas de queso aptas para celíacos y golosos jejeje, aproveché a usar mi cortador con letras (que estaba sin estrenar) para poner un mensaje que les ha parecido de lo más emotivo.  

Si tienes moldes cortadores con grabados ya sea de letras o dibujos, te aseguro que con esta masa para galletas te quedarán perfectas porque no se deforman nada, te dejo por aquí mi receta, espero te guste.

Receta de galletas de queso (20 unidades aprox.)
  • 200 gr de harina sin gluten (yo use Schar Mix C)
  • 100 gr de azúcar blanca
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gr de queso tipo philadelphia (marca KRAFT es sin gluten)
  • 1 huevo
  • esencia de vainilla
Preparación:

Anticípate al proceso sacando la mantequilla de la nevera durante unas 2 horas para que esté a temperatura ambiente, lo mismo el huevo.  Si andas con prisas como yo también puedes darle un golpe de calor en el microondas a la mantequilla para que no esté tan fría, con 30 segundos vale.

En un cuenco añade la harina (yo he usado de la marca Schar Mix C pero cualquier marca de harina para repostería puede servir), la mantequilla, el huevo, el azúcar, el queso de untar y la vainilla.  Esta vez he usado esencia de vainilla casera porque es más floja que las comerciales, la idea es darle solo un toque de aroma por lo que deberás poner muy poco.


Amasa todos los ingredientes hasta que se note todo bien integrado, puedes hacerlo manualmente o con batidora o robot de cocina.

Cuando notes que la masa se despega sola de las paredes del cuenco, forma una bola con la masa (deberá estar compacta pero suave) y envuelve en un trozo de papel film, deja reposar en la nevera durante una hora.  Si vas con prisas como yo también puedes ponerlo al congelador durante unos 15 minutos, esto para que no cueste amasar y para que conserven su forma durante el horneado.
Coloca un trozo de papel film sobre la mesa o encimera y espolvorea harina, desenvuelve la masa y colócala sobre el papel, espolvorea más harina por encima y estira con ayuda de un rodillo hasta que quede de al menos 1/2 centímetro de grosor.


Procede a cortar las galletas con el cortador de tu preferencia y hornea a 200 grados (horno precalentado) durante 15 minutos. 


Notarás que cuando ya están hechas se doran un poco los bordes, por eso es importante no dejarlas tan finitas, cuando eso retira del horno y deja enfriar en una rejilla.

Adiós papitos, os echaré muchísimo de menos pero se que muy pronto nos volveremos a ver.

Buen viaje!


Tarta de cumpleaños "taza gigante" (sin gluten)

publicado a la‎(s)‎ 7/10/2014 13:26 por Chachi Tarta   [ actualizado el 12/10/2014 12:03 ]


"El domingo pasado tocó chachi-tarta de cumpleaños para mi cuñada, la inspiración de este año ha sido mi taza de Pinoccio que utilizo muy a menudo y que me trajo mi cuñada como un recuerdo de uno de sus viajes a Italia... solo hicieron falta los churros para mojar!"


Cada vez que celebramos un cumpleaños y sorprendo con las tartas siempre me preguntan "¿es que no se te acaban las ideas?"... pues no!, porque son muchas las cosas que hacen que nuestra familia sea  tan especial que mis ideas fluyen solas.

A mi cuñada le encanta viajar, y tengo yo mucha suerte pues en cada viaje que hace siempre se acuerda de mi y me trae algún detalle, así es que hoy he querido inmortalizar el último de ellos:  mi taza de Pinoccio!!!, que por supuesto está hecha con ingredientes 100% libres de gluten.

Receta base del bizcocho

Ingredientes (para 1 bizcocho)
  • 180 gr de harina sin gluten (yo usé de la marca Schar Mix C)
  • 150 gr de azúcar blanca
  • 80 gr de mantequilla derretida
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural (marca DANONE - sin gluten)
  • 1 sobre (15 gr) de levadura química para postres (marca HACENDADO - sin gluten)
Variante de bizcocho de chocolate añadir...
  • 20 gr de cacao en polvo (yo usé de la marca VALOR - sin gluten)
Variante de bizcocho de almendra añadir...
  • aroma de vainilla (marca Dr Oetker - sin gluten)
  • 20 gr más de harina

Para el relleno:

  • 200 gr de nata líquida para montar (marca HACENDADO - sin gluten)
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 cucharada de cacao en polvo (Marca VALOR - sin gluten)
  • nocilla o crema de chocolate Betty Crocker (sin gluten) para untar por encima

Para la decoración:

  • 500 gr de pasta de fondant blanca (marca KELMY - sin gluten)
  • colorantes comestibles en gel:  Rojo, amarillo, azul, verde y negro (la marca Sugarflair es libre de gluten)

Comencemos...

La verdad no sabía por donde comenzar, me preocupaba la idea de poner la oreja y que ésta se viniera abajo por el peso del fondant así que tuve que ingeniarmelas un poco haciendo la pieza hueca.


Empieza estirando un trozo de fondant con ayuda de un rodillo de manera que quede una pieza alargada, no debe quedar muy grueso pero tampoco muy fino.  A continuación Enrosca un trozo de papel film transparente formando un cilindro y envuélvelo con el fondant hasta sellar los bordes.  

Dale la forma de la oreja y deja secar durante al menos 24 horas para que endurezca, debes mantenerlo en un sitio cerrado y seco, como en un armario por ejemplo.

A cocinar...

Para hacer el bizcocho en forma de taza he tenido que hornear 4 bizcochos, en realidad con 2 ya valía pero me he liado un poco ya que mi intención era hacer la tarta con mucha altura y poco diámetro para que pareciera una taza similar a la original. 

La tarta tiene 20 cm de diámetro y cada bizcocho tiene 5 cm de altura, como no tengo moldes con esas características he tenido que hornearlos uno a uno en moldes cuadrados y recortar luego los bordes

En un cuenco añade la mantequilla derretida, los huevos, el azúcar, el yogur y el aroma de vainilla, mezcla hasta formar una crema y luego añade los ingredientes secos tamizados: harina (Schar mix C) y levadura (HACENDADO) ambos sin gluten.  Continúa mezclando hasta integrar.  Vuelca la masa en el molde (el mío es rectangular de 21x27 cm) y hornea a 180 grados unos 20-25 minutos.  

Horneados todos los bizcochos y recortados los 4 círculos, procede a preparar la crema para rellenar, en principio pensé en usar crema de chocolate Betty Crocker (sin gluten), pero es excesivamente dulce y no a todos en casa nos gusta tanto lo dulce como a mi, así que me montado un poco de nata con azúcar y cacao en polvo para hacerlo más liviano (o al menos intentarlo!).

Un buen consejo para que te monte la nata sin problemas es que debe estar lo suficientemente fría, por lo menos debe haber estado unas 12 horas en la nevera.

Apila los bizcochos a manera de formar un cilindro, rellenándolos con la nata montada de chocolate, como ya he dicho antes me pareció muy buena idea hornear a dos colores para que se viese el corte más guapo.
Recorta los bordes de la tarta de manera que consigas que quede lo más lisa posible y recubre toda la superficie con un poco más de nata retirando los excesos, conserva en la nevera durante un par de horas para que endurezca y no esté tan pingosa. 
Ahora a decorar...
Estira el fondant con ayuda de un rodillo por encima de la mesa de trabajo, no lo dejes tan fino sino más bien un poquito grueso para que no se escurra ni se rompa una vez que haya sido colocado sobre la tarta.
Asegúrate de medir la altura de la tarta e intenta cubrirla con una sola pieza dejando al menos 1 cm más de altura sobresaliendo por encima del bizcocho para simular los bordes superiores de la taza.

Lo que queda ya es muy sencillo, es solo decorar a tu gusto con los motivos que quieras ya sea pintando directamente o pegando recortes de fondant como en mi caso, me encanta mi taza de Pinoccio ^_^

Para finalizar, deberás rellenar la superficie añadiendo un poco de la crema de chocolate para que simule el contenido de la taza, por último y con muuuuuucho cuidado, humedece los extremos de la oreja y pégaselos a la taza en posición vertical.  
Te aconsejo que antes de pegar la oreja dejes endurecer un poco la cobertura de fondant del bizcocho para que no corras el riesgo de que se te rompa, además, una vez pegada en su sitio pon por debajo algún objeto para sostenerla hasta que se seque y quede bien firme, y advierte a los comensales que la oreja no se come!!
Que sorpresa le he dado a mi cuñis, ya le había advertido que le estaba preparando algo pero no tenía idea de con que iba a resultar este año, ahora a brindar....
Feliz cumpleaños Conchi :-)


Bizcocho "osito" de manzana, zanahoria y nueces (sin gluten - sin lactosa)

publicado a la‎(s)‎ 28/9/2014 8:59 por Chachi Tarta   [ actualizado el 28/9/2014 10:26 ]


"Que bien nos lo pasamos mi mamita y yo en la cocina, hoy amanecimos con ganas de encender el horno pues hacía el día muy gris como para quedarse en casita todo el día, como resultado hicimos este simpático bizcocho en forma de osito de zanahoria, manzana y nueces."


Seré sincera, en realidad habían dos razones para hoy encender el horno, la primera es que amaneció muy fresquito y la segunda es que quería estrenarme mi molde de osito que me compré de oferta el otro día!!... ya antes he hecho bizcocho de zanahoria pero no se me había ocurrido combinarlo con manzana, la verdad es que está fenomenal, a mi madre le ha encantado, es uno de sus bizcochos favoritos.

La receta no la he sacado de ningún libro, he ido poniendo los ingredientes a ojo pero he anotado las proporciones para compartirlas por aquí, así que si te interesa prepararlo tu también en casa por aquí te dejo nuestra receta.

Receta de bizcocho de manzana, zanahoria y nueces (sin gluten - sin lactosa)

Ingredientes (1 bizcocho)
  • 200 gr de harina sin gluten (yo usé de la marca Schar Mix C)
  • 150 gr de azúcar blanca
  • 100 gr de nueces troceadas
  • 60 ml de aceite de girasol
  • 3 huevos
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 manzanas medianas tipo gala
  • 1 yogur natural (marca KAIKU - sin gluten, sin lactosa)
  • 1 sobre (15 gr) de levadura en polvo (marca HACENDADO - sin gluten) o bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
Para la decoración:
  • 75 gr de azúcar glacé
  • 2 cucharadas de leche (marca KAIKU - sin lactosa)
Preparación:

Lava, pela y ralla finamente las zanahorias y las manzanas, reserva.  En un cuenco coloca el aceite de girasol, los huevos, el azúcar y el yogur (yo he usado de la marca KAIKU - sin lactosa) y mezcla hasta formar una crema lisa y brillante.


Posteriormente añade las nueces troceadas, la zanahoria y la manzana rallada, y la canela en polvo, continúa mezclando hasta que queden bien repartidas por toda la mezcla.  Agrega la mezcla tamizada de harina (yo usé de la marca Schar Mix C) y la levadura en polvo (marca HACENDADO - sin gluten), también puedes sino utilizar bicarbonato sódico.  

Continúa batiendo hasta que la harina se haya integrado completamente y no se noten grumos, vuelca en el molde de tu elección previamente engrasado, yo he usado mi molde de osito que es de silicona, pero aún así lo he engrasado un poco ya que cuando son nuevos es recomendable hacerlo para alargar su tiempo de duración.  
Hornea a 180 grados durante 35 minutos (horno precalentado), estos bizcochos al tener tanta humedad tardan más tiempo en hacerse.  He repartido mi masa para hacer dos magdaleninas (capricho mío) que quiero llevárselas mañana a un buen amigo mío.  
Transcurrido el tiempo de horneado, retira y deja enfriar bien a temperatura ambiente antes de desmoldar.  Nunca lo desmoldes en caliente pues además de que puedes quemarte puedes romper el bizcocho.  Cuando se enfría el mismo bizcocho se suelta del molde pues tiende a encoger un poco.
Para decorarlo, he preparado un poco de glasa (icing) mezclando leche con azúcar, debe quedar bastante densa pues de lo contrario se escurre y no se detiene.  
Utilizando una manga pastelera del #1 (la más finita), he intentado decorar por encima de las marcas, me ha temblado un poco la mano pero como es para casa se perdona jejeje
Bueno, ahora me preparo un café bien calientito y a merendar!



Helado de higos y vino de Oporto (sin gluten - sin lactosa)

publicado a la‎(s)‎ 27/9/2014 12:50 por Chachi Tarta   [ actualizado el 27/9/2014 12:50 ]


"Se nos fue el verano pero todavía nos quedan unos pocos días de calor pues hoy empieza el veranillo de San Miguel, así que antes que se nos vaya del todo quiero aprovecharlo bien y refrescarme con éste delicioso helado de higos y vino de Oporto, no apto para niños pero si para celiacos e intolerantes a la lactosa."


Hace unas semanas estuve de vacaciones en Oporto y que de tentaciones las que se veían, además de los conocidos pastelitos de Belem había un sin fin de cosas tan deliciosas que me quedé con ganas de probar pues al no saber a ciencia cierta sus ingredientes y su forma de preparación no he querido arriesgarme.  

Es por ello que anoche me di a la tarea de investigar la receta por Internet, y hoy me he levantado con muchas ganas de experimentar en la cocina y como resultado, he obtenido este fantástico helado que hemos tomado de postre después de comer, al menos me he quitado las ganas y el capricho de probarlo, así que si te apetece hacerlo en casa por aquí te dejo la receta.

Receta de helado de higos y vino de Oporto (Sin gluten - sin lactosa)

Ingredientes:
  • 400 gr de nata líquida para postres (marca KAIKU - sin lactosa)
  • 150 ml de vino de Oporto
  • 80 gr de azúcar
  • 12 higos negros muy maduros
Preparación:

Pela los higos y corta en trozos (reserva 1 o 2 para decorar), ponlos a cocer en una olla junto con el azúcar y el vino de Oporto hasta que el olor del alcohol desaparezca.  


Con una licuadora tritura un poco los higos dejando algunos trocitos para que tenga algo que morder, reserva y deja templar a temperatura ambiente.

Mientras se va templando la mermelada, pon la nata de postres en un cuenco amplio y con ayuda de unas varillas de cocina o batidora eléctrica y monta levemente.  
La nata que he usado para esta receta es de la marca KAIKU - sin gluten y sin lactosa, debes asegurarte que esté bien fría para que no tengas problemas al montarla.
Cuando esté a medio montar, ve añadiendo la mermelada a la vez que continúas batiendo, reserva un poco de mermelada para decorar, notarás como coge consistencia y un poco de color.

Conserva en el congelador durante unas 5 horas, removiendo a cada hora para evitar que se formen cristales y el helado se nos quede muy sólido. Para presentarlo puedes servirlo en copas de cristal o en barquillos, yo he aprovechado para probar los nuevos barquillos sin gluten de la marca RUME, están buenísimos.  Para hacer más vistosa la presentación puedes gotear por encima con la mermelada que reservaste previamente y algún trocito de higo fresco.
Ahora si, ya se puede ir el verano que yo no me quedé con las ganas de mi helado jejeje

Quiché de espinacas con queso (sin gluten - sin lactosa)

publicado a la‎(s)‎ 25/9/2014 11:57 por Chachi Tarta   [ actualizado el 25/9/2014 11:58 ]


"Si te gustan las espinacas con esta receta lo llevas claro, pero si no, ésta podría ser una buena alternativa para que empiecen a gustarte pues no solo tiene buena pinta sino también está buenísima, anímate que las espinacas son muy buenas para la salud y mucho mejor aún si no llevan ni gluten ni lactosa."


Aaaiins!!... que he salido mal otra vez en las analiticas de sangre, tengo los depósitos de hierro 5 veces por debajo de lo normal, con razón paso todo el día cansada y con pocos ánimos, ya decía yo que algo andaba raro y no entendía porque razon, ahora lo tengo claro y es que mi dieta no es lo suficientemente equilibrada :-(

Muchas veces los celiacos nos enfocamos en buscar y comprar alimentos etiquetados con el sello "sin gluten", pero se nos olvida que una dieta libre de gluten no solo implica comprar harinas, panes y chucherías aptas para celiacos, lo mejor para nuestra salud y la de cualquiera (sea celíaco o no) es incrementar el consumo de frutas y verduras frescas, resulta más barato y además estamos 100% seguros que no hay ni rastros de gluten.

Las espinacas aunque son poco apetecibles (al menos para mí) al igual que las lentejas, garbanzos y otros alimentos constituyen una fuente de hierro muy importante, es por ello que a partir de hoy he comenzado a hacerme muy amiga de ellas y para hacerlo con buen pie he preparado este delicioso quiché de espinacas con queso.

Receta de quiché de espinacas con queso (sin gluten - sin lactosa)

Ingredientes:
  • 250 gr de espinacas frescas
  • 200 ml de nata para cocinar (marca KAIKU - sin gluten/lactosa)
  • 100 gr de queso gouda (marca KAIKU - sin gluten/lactosa)
  • 2 huevos
  • 1/2 cebolla cortada en trocitos
  • sal y pimienta al gusto
  • aceite para freír

Para la masa:

  • 200 gr de harina panificable sin gluten (yo usé marca Schar Mix B)
  • 50 gr de mantequilla reblandecida (marca Minus L - sin gluten/lactosa)
  • 50 ml de agua templada
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de levaura en polvo de acción rápida (marca MAIZENA - sin gluten)

Preparación:

Empezaremos por preparar una masa quebrada que colocaremos como base para nuestro quiché, si no quieres complicarte mucho puedes comprarla ya hecha, la marca ADPAN es bastante buena, incluso con masa de hojaldre tiene que estár espectacular.  Pero si eres como yo que te gusta hacerlo todo tu misma(o) deberás ser previsor(a) y dejar la mantequilla a temperatura ambiente unas cuantas horas.  Yo usé de la marca Minus L pues es sin lactosa, si tienes prisa también puedes darle un golpe de calor de unos 30 segundos en el microondas.

En un cuenco mezcla la mantequilla con el huevo y la sal, utilizando unas varillas de cocina o con ayuda de una cuchara y posteriormente añade la harina (yo usé de la marca Schar Mix B - sin gluten) y la levadura de acción rápida en polvo (yo suelo usar siempre de la marca MAIZENA - sin gluten) y mezcla a la vez que incorporas el agua templada. 

Normalmente las masas quebradas no se amasan demasiado pues de lo contrario pierden textura, así que esta vez lo he hecho todo a mano sin usar el robot de cocina.

Cuando formes una bola y la masa se desprenda de tus manos y del cuenco, es momento de dejar reposar.  Envuelve la masa en papel film transparente y coloca en la nevera durante al menos 1 hora.  Es mejor que esté bien fría para que posteriormente sea más fácil manipularla pues se rompe muy fácilmente.

Transcurrido el tiempo de reposo de la masa prepara una superficie lisa (la encimera o una mesa de trabajo), coloca una hoja de papel vegetal o alfombrilla de silicona, espolvorea un poco de harina y con ayuda de un rodillo extiende la masa hasta obtener un grosor de medio centímetro, calcula que cubra toda la superficie de tu molde que previamente deberás haber engrasado.

Un truco para que la masa se despegue sin romper es volcar la hoja de papel o alfombrilla sobre el molde y despegar con mucho cuidado una vez que haya sido colocado, con este tipo de masas quebradas viene genial.
Con las yemas de los dedos intenta sacar las bolsitas de aire que hayan podido quedar por debajo de la masa, aplasta suavemente los bordes y recorta los sobrantes de la base.  Si utilizas masa de hojaldre es necesario que pinches con un tenedor toda la superficie para evitar que se levante demasiado.
Ahora el relleno..
En una sarten coloca un poquito de aceite, corta la cebolla en trozos y pon a saltear a fuego medio con un poco de sal.  Cuando la cebolla esté tierna añadir las espinacas y continuar salteando hasta que reduzcan totalmente su volumen (quedan casi en nada!!!) y reservar.
En otro cuenco verter la nata para cocina (yo usé de la marca KAIKU - sin lactosa) y mezcla con los huevos, la sal y la pimienta al gusto hasta que estén bien integrados los ingredientes.
Cuando las espinacas ya no estén calientes, colócalas en el fondo del molde esparciendolas uniformemente y vierte por encima  la mezcla de la nata y huevos.  Para terminar, cubre toda la superficie del molde con queso tipo Gouda en lonchas o rallado (yo usé de la marca KAIKU - sin gluten y sin lactosa).
Hornea a 180 grados durante unos 30-35 minutos, hasta que veas que los bordes y toda la superficie están muy doraditos, notarás también que está como inflado, al sacarlo del horno se vuelve a bajar.
Antes de desmoldarlo tienes que dejarlo enfriar bien pues corres peligro no solo de quemarte sino de que la base de masa se rompa pues está bastante tostadita.  Acompaña de una ensaladita o comelo solo eso ya a tu gusto, pero no dejes de probar esta maravillosa y fácil receta, una buena dosis de espinacas nunca sienta nada mal.
Como popeye me voy a poner!! :-P



Mini tartas de queso en vasitos (sin gluten - sin lactosa)

publicado a la‎(s)‎ 18/9/2014 13:31 por Chachi Tarta   [ actualizado el 22/9/2014 9:38 ]


"Si cansaste de encender el horno y pasar calores en la cocina pero no perdonas el postre y te apetece hacer algo verdaderamente rico y sin mucho esfuerzo, sigue leyendo porque hoy te propongo una idea fenomenal, se trata de unas deliciosas tartas frías de queso servidas en vasitos (sin horno), no tendrás ni que partirlas ¿te apetece?"

Cada vez los lacteos y yo nos llevamos peor, he notado que si como demasiado me pongo mala y con lo que me gusta todo lo lactoso!...  hoy me apetecía muchísimo una buena tarta de queso pues casi nunca la hago en casa ya que a mi marido no le gusta, pero como ahora tengo ayudantes (mis padres que han venido a pasar con nosotros una temporada) me he animado a prepararlas utilizando ingredientes sin gluten y sin lactosa.
Hay muchas versiones de éstas tartas por la web, me pareció muy original y muy práctico servirlas en vasitos así que he copiado la idea y me ha encantado.  En su mayoría casi todas las recetas de tartas de queso que pude ver siempre llevan como ingrediente principal el clásico queso tipo Philadelphia que además de sabor le da mucha consistencia. 

Visto ese detalle me puse a investigar si lo había sin lactosa y voilà!... si que lo hay!!!, la marca KAFT ha sacado una versión si lactosa del queso Philadelphia, así que fui directo al supermercado pero he vuelto a casa sin mucho éxito pues no lo he podido encontrar, pero como mi antojo era muy grande he tenido que improvisar utilizando otros ingredientes (si alguien lo encuentra que por favor me diga donde!!), al final el resultado ha sido muy bueno e igualmente de sabroso, si te interesa aquí te dejo mi receta.
Receta de tarta de queso (sin gluten - sin lactosa)
Ingredientes (4 unidades de 23 cl c/u)
  • 100 gr de crema de queso (yo usé de la marca "La fuente", es sin gluten - sin lactosa)
  • 200 gr de nata para postres (la marca KAIKU es sin gluten - sin lactosa)
  • 75 gr de azúcar blanca
  • 2 quesitos frescos tipo Burgos (la marca HACENDADO tiene variedad sin gluten y sin lactosa)
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 8 galletas María (las de marca Special Line son sin gluten y sin lactosa)
  • agua

Para la capa de encima:

  • Frutos rojos variados (moras, frambuesas, arándanos, fresas, etc)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 30 ml de agua
  • 1 hoja de gelatina neutra
Preparación:
Empieza por machacar las galletas que formarán la base, para ello coloca 2 galletas en cada vasito y usa un extremo de un rodillo para machacarlas como si fuese un mortero.  No hace falta triturarlas tanto.
Añade una cucharada de agua a cada vasito, remueve con una cuchara para humedecer las galletas y compactarlas bien en el fondo de cada vasito.
Pon a calentar la mitad de la nata a fuego medio, la otra mitad añadela en un bol junto con el azúcar y con unas varillas de cocina bate hasta montar, reserva.  Por otro lado pon las hojas de gelatina en remojo y cuando la nata empiece a hervir escúrrelas y añádelas constantemente hasta que se disuelvan, retira y deja templar.
En otro bol añade la crema de queso sin lactosa (yo usé de la marca "La Fuente"), los quesitos frescos (marca HACENDADO tiene variedad sin gluten y sin lactosa) y licúa hasta que quede integrado, añade la nata templada que ya contiene la gelatina y continua batiendo unos minutos.
Finalmente, añade la nata montada y con ayuda de una espátula mezcla hasta que se obtenga una crema suave y lisa.  Rellena los vasitos sin dejarlos demasiado llenos y conserva en la nevera durante unas 2 horas o en el congelador durante media hora hasta que cuajen.
Prepara el coulis
Si no quieres complicarte también puedes pasar del coulis y colocarle mermelada del sabor que gustes por encima, pero yo para hacerlos más vistosos y ponerle un poco de cariño a la receta he hecho un coulis de frutos rojos al cual le he añadido una hoja de gelatina para darle mas cuerpo.
En una sartén coloca los frutos rojos y el azúcar, saltea hasta que los frutos se cocinen, mientras hidrata la lámina de gelatina en el agua que debe estar al tiempo.   Deja que se hidrate durante unos 4 minutos y vuelca el agua con todo y la hoja hidratada en la sartén.  Remueve constantemente hasta que la hoja se haya diluido y lleva a ebullición durante unos minutos removiendo constantemente, retira y deja templar.
Una vez templada la gelatina, repártela en los vasitos cubriendo la parte superior de la mezcla de queso, como éstos ya están bastante fríos notarás que se queda cuajado casi enseguida.  Puedes tomarlos enseguida o reservarlos para el día siguiente, así estarán todavía más buenos.
Que guapos me han quedado y que buenos que estaban, lo mejor es que no me ha llevado nada de tiempo y además son libres de gluten y de lactosa, que bien hemos comido, bien dicen que como en casa ningún sitio!
¿Te animas a hacerlos tu?;-)





1-10 of 259